FB Twitter
ENTORNO Y MERCADO
en detalle

LA BÚSQUEDA DEL INGENIO Y SU EMPLEABILIDAD

  • El 43% de las empresas prefieren profesionales con entre 5 y 10 años de experiencia
  • El empleo en tecnología creció un 7% desde 2016 hasta 2017
  • El 48% de las empresas optan por mujeres especialistas en TIC

Desde el principio de la historia, el ser humano ha experimentado la necesidad de construir objetos que facilitaran su trabajo y mejoraran su vida. El talento acumulado durante siglos se traduce hoy en Inteligencia Artificial, vehículos autónomos y asistentes virtuales. El momento histórico actual es la universalización de Internet que posibilita, e incluso exige, la transnacionalización de la Economía.

En esta renovación, el potencial reside en las competencias tecnológicas de la población y en la capacidad del sistema para adaptarse a la digitalización y ser competente en el mercado global y local.

El tándem entre tecnología y economía emplea a 17 millones de personas de forma directa y 15 millones de forma indirecta (GSMA, 2017). Sin embargo, también se han destruido trabajos tradicionales en los que las personas han sido sustituidas por máquinas. Son innegables los efectos globales de la informática y para poderlos aprovechar de manera positiva hay que concentrarse en dos áreas: en los profesionales digitales y en la producción y atracción de talento. Si bien en el pasado el ingenio se presentaba ante las empresas, ahora son las compañías quienes deben generar, atraer y retener profesionales del entorno tecnológico.

La conversación actual aborda la relación entre la calidad de escuelas TIC y la empleabilidad de los jóvenes en el mercado laboral, es decir, su formación como trabajadores con habilidades digitales. Estos son los cimientos con los que cuenta un país para aprovechar el potencial económico de la globalización.

Talento y empleo

Talento y empleo

Diversos informes de la OCDE, de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) y del Fondo Económico Mundial (WEF) desglosan estas dos categorías para analizar en detalle cómo se conectan y cómo se pueden mejorar estas bases.

Generación de empleo tecnológico es España, hacia la especialización

En primer lugar, es necesario examinar el mercado laboral digital en sus dos vertientes. Por un lado, el empleo en el sector de las tecnologías de información y comunicación y, por otro, el empleo en actividades que requieren el uso de estas competencias, con independencia de la actividad principal de la empresa. Incluidos en este último nivel se encuentran trabajos como el de los desarrolladores, los especialistas en TIC, las especialistas mujeres en TIC, los recursos humanos dedicados a ciencia y tecnología (HRST) y los investigadores de estas tecnologías.

Para obtener una visión general de la magnitud del sector tecnológico en España, el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de Información (ONTSI) estimó que en 2017 había 23.427 empresas en este ámbito. Estas ocupaban a 367.906 personas en actividades de fabricación TIC y servicios digitales como el comercio electrónico o las actividades de las telecos. En la actualidad existen 2.847.735 empresas registradas en la Seguridad Social en España, según las cifras del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de enero de 2018.

En comparación al resto de países que se han contemplado en los informes mencionados, España no está tan bien posicionada de manera general en cuanto a generación de empleo en el sector específico de las TIC. Sin embargo, cuando se trata de trabajos especializados en TIC, con independencia del sector en el que actúe la empresa, España destaca con respecto a los líderes digitales europeos y mundiales.

Esto se evidencia en los informes de la OCDE de 2014 y 2016 que reflejan que la economía española se encuentra en el puesto número 13 sobre 30 en relación a la empleabilidad de mujeres especialistas en el mundo digital y en el octavo sobre 19 en número de especialistas desarrolladores. En este sentido, y aunque la brecha de género siga siendo amplia, el Instituto Nacional de Estadística (INE) junto con el ONTSI mostraban en su informe ‘Indicadores de la Sociedad de la Información por género’ de marzo de este año que, cuando se trata de buscar trabajo, las mujeres están más digitalizadas. A pesar de que la diferencia es pequeña, el 23,4% de las mujeres usan Internet para buscar empleo mientras que para los hombres este porcentaje es del 22,4%.

Especialistas TIV vs. mujeres especialistas TIC

Especialistas TIV vs. mujeres especialistas TIC

Producir, atraer y retener capital humano

Además de la creación de empleo en España, la segunda condición a la que se refieren los informes de la OCDE y el WEF para lograr un sistema económico digital competente es la capacidad para producir y atraer talento.
Hay que pensar de dónde vienen dichos profesionales, si se forman dentro de España o si esta se nutre de personas de otros países. Aquí, los indicadores más importantes son el número de graduados en TIC y la capacidad de atraer el potencial extranjero en relación a la población inmigrante.

La preparación para atraer talento en España no es tan alta como la experiencia que tiene para producirlo. Dentro del territorio español el 13% de la población es extranjera, hasta 6,1 millones de personas, pero pocas de ellas están empleadas en puestos relacionados con las tecnologías. En función a estas cifras, el WEF determina que España no es tan competente como otros líderes europeos y mundiales (Suecia, Singapur o Estados Unidos, entre otros) para ocupar a extranjeros en las TIC. Sin embargo, el potencial de otros países en este ámbito favorece a la población española a trabajar en otros países y esta fuga de profesionales ralentiza el avance de la sociedad digital en España.

Graduados TIC en España vs. Capacidad de atraer talento extranjero

Graduados TIC en España vs. Capacidad de atraer talento extranjero

Aunque el potencial de atracción no sea tan grande como el de otros países, España necesita profesionales especializados. Según un informe del principal portal de empleo de tecnología (TICJob), los puestos más demandados en la actualidad por las empresas son el de programador, el de analista de programador y el de consultor, como indicaban los informes de empleabilidad.

La Comisión Europea prevé la creación de entre 750.000 y 900.000 puestos de trabajo relacionados con la tecnología sin cubrir en 2020, de los cuales 85.000 estarán en España. Para fomentar la llegada de profesionales, la Comisión Europea ha puesto en marcha la iniciativa “Horizon2020” para financiar el sector de investigación en Ciencia e Innovación (HRCT). Desde hace 30 años se han invertido más de 200.000 millones de euros en este campo y se planea una nueva inversión de 30 millones gracias a este programa, financiado en parte por el Consejo Europeo de Investigación.

Es necesario fomentar la educación en ciencia y tecnología, no solo en niveles superiores, sino también a lo largo de todo el proceso educativo. Contar con recursos humanos con destrezas digitales es uno de los grandes retos para la economía del siglo XXI. Esto, en sintonía con la mejora de visibilidad de los programas ya existentes de atracción de talento, es una de las bases de la economía digital en la actualidad.

 

scroll

INNOVACIÓN

La innovación digital ayuda a crear nuevos modelos de negocios y mercados, facilita la introducción de servicios y aplicaciones en diferentes sectores y áreas, y fomenta la transformación de la economía y sociedad.

En este apartado se explora dicha dimensión desde la perspectiva del dinamismo público y privado en el ámbito, así como desde la óptica del propio contexto, con especial foco en la financiación de iniciativas innovadoras y la actitud hacia ellas.

GLOBAL INNOVATION INDEX

El Índice Global de Innovación de INSEAD explora la innovación a partir de 80 indicadores y desde una perspectiva amplia, que incluye el entorno político, la educación, la infraestructura y el desarrollo empresarial. España ocupa un discreto puesto 23º dentro de las 39 economías analizadas con 48,70 puntos, por detrás de todos los líderes digitales en Europa (56,63 de media) y de todas las grandes economías, salvo Italia (46,30).

GASTO EN I+D

El gasto total en I+D relativo al PIB es una de las conocidas debilidades de España, ocupando un rezagado puesto 27º de 39 países de la muestra (1,22% del PIB), a considerable distancia de los porcentajes de gasto que se registran en los estados más innovadores (por encima del 4% anual) y de los objetivos planteados para España en 2020. La situación es especialmente preocupante por la evolución seguida en España, ya que tras prácticamente una década de crecimiento continuo desde principios de siglo, la tendencia desde 2009/2010 es negativa. La media de la OCDE es de 1,62% y lideran Israel (4,27%) y Corea del Sur (4,23%).

GASTO EMPRESARIAL EN I+D

Esta lectura se mantiene al analizar el gasto privado en I+D en el sector TIC frente al PIB (0,08%, puesto 27º de 31), si bien la situación mejora levemente al analizar el porcentaje que ese gasto representa frente a la inversión privada total en I+D (17,1%). La media de la OCDE es muy superior

PATENTES REGISTRADAS

España ocupa una discreta posición (29 de 39) entre las economías analizadas en cuanto a patentes registradas por cada 1.000 habitantes, con tan solo 0,06. Ello nos sitúa por detrás de las grandes economías europeas (con una media de 0,40) y líderes digitales (0,26), salvo Irlanda (0,06). Lidera este ranking a nivel global con mucha holgura Corea del Sur, con 4,13, y Alemania (0,83) a nivel europeo.

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA

España ocupa la 9ª posición en un ranking de 39 países, con 90.082 documentos científicos publicados, superando claramente la media de la OCDE. Este indicador de Scimago nos sitúa, eso sí, por detrás de los ‘EU Big 4’ y de Estados Unidos, líder indiscutible mundial con 626.403 publicaciones científicas en un año (2017).

FILIALES I+D

Este indicador de la OCDE mide la ubicación de filiales de los principales inversores en I+D. En él nuestro país ocupa la posición 9ª de entre 30 naciones, con 5,753 filiales, superando una vez más la media de la OCDE y también a Italia (5.180), aunque por detrás de Alemania (15.146) o Reino Unido (22.436).

CONTRATACIÓN PÚBLICA DE TECNO. AVANZADA

Se trata de un índice del Fondo Monetario Mundial en escala 1-7 que valora la compra de tecnología avanzada por parte de los gobiernos. España vuelve a ocupar un puesto muy discreto (26 de 39, con 3,16 puntos) en cuanto a compra pública innovadora, únicamente por delante de Italia (2,83) en cuanto a los grupos de países de interés para la comparativa, pero por detrás de la media de la OCDE (3,57).

FINANCIACIÓN Y EMPRENDIMIENTO

España sigue progresando a buen ritmo en el ámbito de la financiación de capital riesgo. Las últimas cifras disponibles indican que en 2017 se han alcanzado por primera vez los 1.000 millones de euros de inversión, y ya hay dos startups que superan la valoración de 1.000 millones (Cabify y LetGo).

El país ya se encuentra entre los 5 principales países en Europa en el ámbito, siendo el único con dos ciudades entre los siete principales hubs.

INVERSIÓN CAPITAL RIESGO

España ocupa la 7ª posición de entre 31 países en cuanto a volumen de inversión en capital riesgo. En 2017 se invirtieron 941 millones de euros en esta modalidad en nuestro país, superando claramente la media de la OCDE y también a Italia (125), aunque bastante por detrás de Francia (2.500), Alemania (2.800) y, sobre todo, Reino Unido (7.500).

DISPONIBILIDAD CAPITAL RIESGO

En este indicador del Foro Económico Mundial, España se clasifica en la posición 29ª en una lista de 39 países, puntuando 2,70 en un índice de 1 a 7, indicando 7 la mayor disponibilidad posible. Lideran Estados Unidos e Israel, con unas puntuaciones de 4,50 cada uno.

INVERSIÓN ACTIVOS TIC

España ocupa una posición intermedia (17ª de 32, con un 2,13% de su PIB invertido en activos TIC), por encima de Italia (1,99%) o Alemania (1,82%), pero a distancia de las cifras de inversión relativa alcanzadas en Suecia (3,42%), Países Bajos (3,35%) o Francia (3,13%). También estamos por debajo de la media de la OCDE (2,30%).

TASA NACIMIENTO EMPRESAS

Este indicador mide el cociente entre las empresas que se crean y las ya existentes.
España ocupa aquí una posición intermedia (14º de 28), con una tasa de 9,95%, que está por encima de la media de la OCDE (9,84%) y también de la de los líderes digitales de la UE (8,48%), aunque muy lejos del país que lidera este ranking: Lituania (18,82%).

TASA SUPERVIVENCIA EMPRESAS

Mide el porcentaje de empresas que sobreviven más allá de cinco años a partir de su creación. En este indicador de Eurostat España se sitúa en la posición 21ª de 27, con un 55,11% de empresas supervivientes, superando a Italia (53,91), pero también a países como Alemania (49,16). Lidera este ranking Irlanda con 87,09 puntos.

TEA - TOTAL EARLY-STAGE ENTREPRENEURIAL ACTIVITY

El indicador del TEA del GEM (Actividad emprendedora total en la etapa inicial, en español) mide el porcentaje de la población entre 16 y 65 años que ha emprendido. Es un indicador que parece penalizar a las grandes economías, ocupando España una posición de cola en la muestra (31ª de 39, con 6,19%) junto con el resto de grandes economías europeas (media de 5,47%, salvo Reino Unido, con 8,40%), Corea (12,98%) o Chile, que lidera este ranking con un 23,80%.

scroll
Utilizamos cookies para obtener información estadística de la navegación de los usuarios a través de la web. Si sigues navegando, consideraremos que aceptas su uso.
OK Leer más